lunes, 28 de marzo de 2011

“No hiere a nadie, es un signo de impotencia”

Oscar González*

Tiempo Argentino

Ahora que el señor Mario Llambías viene a exhumar la retórica fascista del “sucio trapo rojo” es oportuno recordar que si alguna bandera simboliza la fraternidad universal y la solidaridad entre todos los seres humanos esa es la roja, que él demoniza.
Desde que flameó en las barricadas parisinas de 1848, ese pabellón representa la lucha de los trabajadores de todos los países por sus reivindicaciones y convive con el de cada una de las naciones donde ellos la protagonizan.
En la Argentina, la azul y blanca encarna nuestra historia patria, refleja nuestra idiosincrasia y expresa nuestra soberanía nacional. La insignia roja, que usamos los socialistas con orgullo desde hace más de un siglo, representa las reivindicaciones aún pendientes y los derechos que todavía no han sido conquistados. Es también el emblema de la solidaridad internacional.
Llambías, que se regocijó ante las cámaras profetizando el desmoronamiento del gobierno popular y ahora no sabe cómo volver del ridículo de aquel presagio, halló ahora en la cloaca de la historia esa patét ica expresión para manifestar su inquina y desaliento.
Pero la decadente invectiva del vocero del capital rentístico agrario que, entre otras virtudes, se dedica a explotar trabajo esclavo, no hiere a nadie: es sólo un signo de impotencia frente al proceso de cambios que vive la Argentina y el imparable horizonte que asoma bajo la forma de una más justa distribución de la riqueza.

*Dirigente socialista. Secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional.





domingo, 27 de marzo de 2011

Vuelve Rivas

El diputado nacional Jorge Rivas, que encabeza el socialismo que acompaña al gobierno nacional, arribará mañana desde Cuba, tras varios meses de tratamientos de rehabilitación y una intervención de instilación de células madre. Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, dirigente del mismo sector y amigo personal del diputado, dijo que "Rivas comenzará a activar políticamente en la ciudad de Buenos Aires, donde vive desde el ataque que sufriera en 2007. Rivas tiene decidido participar de la propuesta electoral que encabece Cristina Fernández de Kirchner, cuando ella decida anunciar su candidatura".

Publicado por el diario Página 12, El País, pág. 5, el 27 de marzo de 2011.


Vuelve de Cuba el diputado Rivas, después de un largo tratamiento

El diputado socialista Jorge Rivas arribará a Buenos Aires pasada la medianoche de hoy procedente de Cuba, después de haberse sometido a varios meses de tratamientos de rehabilitación y a una intervención de instalación de células madre.
Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete y dirigente socialista, afirmó que “Rivas comenzará a activar políticamente en la ciudad de Buenos Aires, donde vive desde el ataque que sufriera en 2007”.
“Rivas tiene decidido participar de la propuesta electoral que encabece Cristina Fernández de Kirchner, cuando ella decida anunciar su candidatura, ratificando así el apoyo de un vasto sector del socialismo de todo el país a la política de reformas democráticas de la Presidenta”, anticipó González en declaraciones periodísticas.
Rivas, procedente del Partido Socialista bonaerense, fue víctima de un violento asalto en el que fue despojado de su automóvil. El hecho sucedió de madrugada en el conurbano, cuando el legislador había bajado de su vehículo sin custodia.
Negrita
Publicado por el diario Crónica, pág. 2, Política, el 27 de marzo de 2011.


miércoles, 23 de marzo de 2011

La Patria Callejera

Boudou y Rinaldi presentaron el libro de Oscar González

En la sede argentina del PSOE, el ministro de Economía Amado Boudou, la cantante Susana Rinaldi y el diputado nacional Jorge Rivas -en un mensaje desde La Habana- presentaron el libro La Patria Callejera del dirigente socialista Oscar González.

Participaron entre otros los diputados Edgardo De Petri, (Frente Transversal), Gonzalo Ruanova (EDE), el primer Defensor del pueblo porteño, Antonio Cartañá, el ex candidato presidencial Juan Carlos Coral, los periodistas Isidoro Gilbert y Stella Calloni y el cardiocirujano Jorge Trainini.




De izq. a der. el socialista Guillermo Torremare, presidente de la Fundación Casa del Pueblo, Oscar González, dirigente socialista y secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional, Amado Boudou, ministro de Economía del gobierno nacional y la cantante Susana Rinaldi.

Publicado por los portales de noticias GenteBA y Criterio online, el 23 de marzo de 2011.

«Años muy duros»

El precandidato a jefe de Gobierno porteño, Amado Boudou, participó, junto a Susana Rinaldi y Guillermo Torremare, jefe de Gabinete de Asesores de la Secretaría de Relaciones Parlamentarias, de la presentación del libro «La Patria Callejera», escrito por el secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González. El acto se realizó en la sede argentina del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ubicado en Perón 940.

Boudou se refirió a la gestión del actual jefe de Gobierno porteño. Resumió que «han sido años muy oscuros para la Ciudad de Buenos Aires», que «han devastado la cultura», y que «la Ciudad de Buenos Aires se ha convertido en el lugar más desigual de la República Argentina. Es mentira que no se pueden solucionar los problemas de vivienda y que la culpa es de otros, que no alcanza el tiempo».

Publicado por el diario Ámbito Financiero, Información General, pág. 20, el 23 de marzo de 2011.



martes, 22 de marzo de 2011

TÉLAM: PRESENTACIÓN DE LA PATRIA CALLEJERA

video

Publicado por la agencia de noticias Télam, el 22 de marzo de 2011.

PRESENTACIÓN DE "LA PATRIA CALLEJERA"

video

Crónica TV, 22 de marzo de 2011.

PRESENTACIÓN LIBRO OSCAR GONZÁLEZ

Boudou literato

Ámbito Financiero

El ministro Amado Boudou recaló anoche como presentador de un libro del socialista Oscar González, uno de los animadores de la candidatura a jefe de Gobierno del kirchnerista.

El secretario parlamentario, González, es autor de la edición «La Patria Callejera», que se presentó en la sede porteña del Partido Socialista, y ofició como otro acto de campaña del ministro de Economía que aparece con mayores chances de ser el elegido de la Casa Rosada para la compulsa en la Capital Federal, una decisión que el Gobierno tomará una vez que Mauricio Macri anuncie cuándo se realizarán las elecciones por su sucesión.



Boudou pidió que Macri defina su candidatura

Agencia de noticias Télam y portal de noticias Sección Política.

"Si él quiere ser candidato a Presidente o Jefe de Gobierno, que se defina. Si quiere elegir a su delfín que se defina", manifestó el precandidato porteño, Amado Boudou.
El ministro de Economía y uno de los precandidatos a jefe de Gobierno porteño, Amado Boudou, criticó al titular del Ejecutivo de la Ciudad, Mauricio Macri, al afirmar que "le falta el respeto a los vecinos de Buenos Aires" por anteponer sus aspiraciones personales a la definición del cronograma electoral de la Ciudad.

Fue durante la presentación del libro "La Patria Callejera", del socialista Oscar González, donde el titular de Economía exhortó con ironía al "gobierno del orden, de la eficiencia, las reglas claras y transparentes" a que "no nos tenga dando vueltas como chicos sin fijar una fecha".

"Si él quiere ser candidato a Presidente o Jefe de Gobierno, que se defina. Si quiere elegir a su delfín que se defina, pero de una vez que ponga la fecha porque hay que trabajar en los equipos para la Ciudad de Buenos Aires que se viene", reclamó Boudou.

Boudou continuó con las críticas y aseguró que "han sido años muy oscuros para la Ciudad de Buenos Aires. Han sido años en donde nos dijeron que había que terminar con la inseguridad y nos trajeron el cuerpo policial del marketing", al referirse a la Policía Metropolitana.

"No pueden ocuparse de una sola cosa, todos los días se ve cómo tiran la pelota afuera. Si a uno le preocupa la seguridad, como nos preocupa a nosotros, vamos a poner esa policía a trabajar, con conducción política, con decisión y capacidad para ocuparnos de los temas", sostuvo el ministro tras continuar con críticas sobre la recolección de basura en la Ciudad.

Asimismo, el precandidato kirchnerista aseguró que con Macri "la Ciudad se ha convertido en el lugar más desigual de la Argentina", mientras que exhortó al macrismo a que deje de poner excusas por su incapacidad de gestión.

En otro pasaje de su discurso, Boudou habló sobre las elecciones en Chubut, a las que definió como "el recuento de votos más oscurantista de la historia argentina, y sucede en la era de la informática".

Las conquistas sociales alcanzadas por el Gobierno nacional fueron parte del discurso, en el que Boudou aprovechó para resaltar la aprobación de la Ley de Medios, el Matrimonio Igualitario, y la implementación de la Asignación Universal por Hijo y el Plan Conectar, a los que definió como la "revolución social y cultural" más importante de la historia argentina.

En tanto, el Ministro de Economía destacó que el libro de González refleja tres ejes centrales de la política nacional que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: inclusión social, autonomía nacional y unidad latinoamericana.

Sobre el último concepto, el titular de Economía señaló que le da "mucha tristeza" ver que desde los medios de comunicación "traten con mucha diferencia cuando viene un presidente como Evo Morales o Hugo Chávez", que cuando vienen presidentes desde otros hemisferios.

lunes, 21 de marzo de 2011

El socialismo hoy

Tiempo Argentino

A las 19, el dirigente socialista Oscar González presenta su libro La Patria Callejera, acompañado por el ministro Amado Boudou y la cantante Susana Rinaldi. En Tte. Gral. Perón 940.




domingo, 20 de marzo de 2011

ENTREVISTA A OSCAR GONZÁLEZ

“Si hay una etapa en la que se tomó la agenda del socialismo fue con Cristina”

Periodista y abogado, el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete habla de su último libro La Patria callejera. Analiza la movilización popular del Bicentenario y describe la relación entre la izquierda y el kirchnerismo

Tiempo Argentino
Tomás Forster

Eran horas difíciles. Inesperadamente, a pocos meses del holgado triunfo del Frente para la Victoria, la sociedad argentina abría sus grietas más preocupantes y retardatarias. Pese a denostar el piquete como método de protesta cuando los que lo protagonizaban eran los excluidos y silenciados, los sectores medios y altos urbanos se movilizaron para respaldar los cortes de ruta organizados por las patronales rurales que perjudicaron al mercado interno durante cuatro meses. Ajenas a ese perjuicio y a la suerte de las mayorías populares, las cacerolas volvieron a tronar en las esquinas porteñas más tradicionales, mientras los medios de comunicación concentrados monopolizaban a la opinión pública y alentaban el mal humor social al servicio del país elitista y agroexportador que apuntalaban las corporaciones campestres. El Estado era igual a la “caja” y las políticas destinadas a los más afectados, por décadas de neoliberalismo voraz, sinónimo de mero clientelismo, demagogia y corrupción.

El gobierno de Cristina Fernández se propuso profundizar el camino forjado por Néstor Kirchner, pero los espectros de los años ’90 demostraron su vigencia y reaparecieron en el imaginario social. No faltaron los adalides del mercado omnipresente, de la mano dura y de la subordinación al FMI que, nucleados en torno a viejas y nuevas concepciones de derecha, vislumbraron en el voto no positivo del patético señor Cobos el comienzo del fin del kirchnerismo o de “la tercera tiranía”.

Las ilusiones restauradoras crecían día a día. Las principales voces de la oposición y las plumas más solícitas de los medios canallas especulaban con el debilitamiento, supuestamente irreversible, en el que se encontraba inmerso el oficialismo. La operación destituyente estaba en marcha.

Pero Oscar González, un heredero coherente de la tradición socialista, genuina expresión de los que viven la militancia no como un trampolín para sus ambiciones, sino como una manera de vivir y de luchar contra las injusticias del capitalismo, no se atemorizó y aceptó integrarse al gobierno en su tramo más complicado. Compinche y compañero de ruta del ejemplar Jorge Rivas, asumió como secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete.

A casi tres años de aquel momento, este periodista y abogado acaba de publicar La Patria Callejera. Textos urgentes, desde el socialismo, en defensa de la política de inclusión social, autonomía nacional y unidad latinoamericana (Edición a cargo de la Fundación Casa del Pueblo). En este escrito, González compila sus impresiones y reflexiones, plasmadas en distintos medios, al calor de la coyuntura y la vorágine cotidiana. “Fruto de la necesidad, en el día a día, de la puja con los emisarios del pasado y los agoreros del presente”, tal como dice en su introducción, sus crónicas pueden leerse como testimonio directo de una instancia fundamental en la historia reciente y, a la vez, como una cronología de los motivos que, según el autor, barrieron con los pronósticos apocalípticos y devastadores de la derecha.

La estrategia conservadora no sólo fracasó estrepitosamente, sino que la valoración de la gestión de CFK creció paulatinamente hasta que, el año pasado, dio un salto espectacular que ubica a la presidenta con grandes posibilidades de ganar en primera vuelta en las elecciones de octubre.

Quien fuera director del periódico La Vanguardia y secretario general del PS charló con Tiempo Argentino sobre su flamante obra, analizó la situación parlamentaria, ahondó en las vicisitudes que marcaron al vínculo entre peronismo y socialismo, anunció su predilección por uno de los precandidatos del kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires y desmenuzó varios temas que marcan la agenda actual.

–¿Por qué sacar a la luz este libro?

–Surge de una necesidad personal pero, también, política. Tuve la necesidad de hacer una revisión de los casi últimos tres años a través de todas las crónicas y artículos periodísticos que publiqué en ese tiempo. Desde el momento en el que me sumé a la gestión de la presidenta CFK, fui percibiendo un progresivo cambio del clima social y político. Un cambio positivo en la valoración de la sociedad hacia el propio gobierno.

–¿Cómo definiría a La Patria Callejera?

–Es una obra que, aclaro, no tiene ninguna relevancia literaria ni fue concebida con ese objetivo. Son simples textos coyunturales que abordan situaciones y tensiones políticas cotidianas y que siempre estuvieron precedidas por mi voluntad como socialista, como hombre de izquierda, de ser parte de este proyecto nacional, popular y transformador. Pensé que hacer una compilación podía resultar de mucha utilidad para mí mismo, mis amigos y compañeros de militancia, de la izquierda en general y del kirchnerismo. Hablo de situaciones muy críticas que atravesaron a la Argentina de estos años. Me refiero, a todas las trabas, al hostigamiento, que sufrió Cristina de parte de una derecha cerril, arcaica y beligerante. También relato mi experiencia en el gobierno encargado de las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Congreso.

–En el libro: ¿Cómo caracteriza a la oposición y cuál es la postura que elabora desde su identidad socialista?

–Se refleja la impericia de la oposición, a nivel parlamentario, para contraponer medidas, iniciativas de ley o programas alternativos al que apuntaló primero Néstor y, después, Cristina. Y, sobre todo, trato de argumentar porque el lugar del socialismo, el lugar de la izquierda democrática, es el de acompañar la gestión de Cristina. Ella es la que toma la agenda verdaderamente progresista y la lleva a la práctica. Como socialista sería una tremenda contradicción no comprender esa cuestión. Más aun, sería una aberración política para la historia centenaria del Partido Socialista y sus objetivos de inclusión social. Quienes detentan el sello de nuestro partido impugnan al gobierno ubicándose junto al capital concentrado y los sectores rentísticos del campo. Contraponen su dudoso ceremonial republicano a la transformación real de la sociedad.

–La confluencia entre socialismo y kirchnerismo, expuesta en referentes como usted y Jorge Rivas, ¿es una reafirmación del lugar que le corresponde a la centroizquierda?

–Cuando Cristina cerró su campaña presidencial, en 2007, dijo “terminemos con esa historia de que los socialistas hicieron las leyes y los peronistas las llevaron a cabo”.
Pienso como ella, que todo eso fue parte de la tarea colectiva de un pueblo. Por eso me considero tan cristinista, por los valores que tiene y los conceptos que elabora. Ir con Cristina a cualquier lugar del mundo es sentir que uno pertenece a un gran país.
Como socialista tengo que hacerme cargo de lo bueno, de lo malo, de los aciertos y desaciertos que el PS tuvo en este país. Pero tengo que ser reflexivo y no repetir esos grandes errores que cometió la izquierda.
Por eso apoyé, junto a muchos compañeros, a Néstor Kirchner y, por eso mismo, apoyamos a CFK. Si hay una etapa en la que se tomó la agenda del socialismo y se llevó a la práctica fue con Cristina, porque Néstor tuvo que crear las condiciones para que fuera posible poner en discusión la redistribución del ingreso. Cuando Cristina intenta profundizar esa tarea, a través de una medida como la de las retenciones a las exportaciones al agro, surge la brutal ofensiva de la derecha, rentística, especulativa y mediática, acompañada por un relativo atraso social y político de la sociedad.

–¿Creé que el kirchnerismo estuvo a la izquierda de la sociedad argentina post 2001?

–El gobierno anterior y el actual estuvieron, siempre, a la vanguardia de la sociedad.
La hicieron evolucionar a través de un camino de inclusión social y Derechos Humanos. Cuando el gobierno recompone el sistema solidario previsional, cuando apuntaló el punto de inflexión que fue la Ley de Medios de la Democracia, cuando tomó una propuesta que no era propia como la del matrimonio igualitario, lo que le dijo a la sociedad fue avancemos que se puede.

–¿Cuáles son los principales motivos de la gran recuperación política del kirchnerismo?

–Con persistencia y con destreza pedagógica, el gobierno pudo demostrar que el despliegue de este plan, las medidas y desafíos que se adoptaron fueron en beneficio de una sociedad que venía muy fragmentada.
Se reinsertaron valores como la solidaridad. Y ahí aparece el fenómeno de los jóvenes que son los primeros que perciben esas situaciones. Son los que tienen las almas más puras para respaldar a un proyecto que valora lo colectivo.

–¿Qué características novedosas se le atribuye, en La Patria callejera, a la movilización popular?

–Cuando fue la celebración multitudinaria del Bicentenario, la retórica negativa de los medios concentrados parecía generar una sensación de incertidumbre con respecto a cómo se iban a desarrollar los festejos. Pero, caminando en medio de la muchedumbre interminable, veía que la gente se tropezaba y se pedía perdón. Había un manto de solidaridad social interminable. Pensé: “Estoy en un país muy distinto al que describen las corporaciones mediáticas”. Fue único el espíritu liberador y emancipatorio del Bicentenario. Se definió por la emoción.
Cuando fue el fallecimiento de Néstor Kirchner, estuve en el semicírculo que se armó detrás del féretro y veía a los que cerraban el puño, a los que hacían la “V” y a los que, de manera más despolitizada, levantaban el dedo. Tenemos que integrar esas tres expresiones frente al individualismo y la porquería propia del capitalismo.
Esos dos grandes episodios, que relato en el libro, son una especie de emblema de la nueva situación política y del nacimiento de un nuevo movimiento social y político.
El kirchnerismo puede llegar a expresar una renovación y una nueva modalidad en la intervención ciudadana.

–¿Qué impresión tiene de la relación entre militancia y redes sociales?

–Las redes sociales y las expresiones espontáneas tienen el objetivo de interrelacionar.
Cuando uno apela a una tecnología que lo pone en contacto con mucha gente, lo que está tratando es de expresar y comunicar una vocación de cambio y novedades. El fenómeno del matrimonio igualitario fue una expresión de eso. Cuando salí aquella madrugada del Senado, me encontré con un sector de la sociedad que había permanecido ninguneado por mucho tiempo. Ahora, voy por la calle y veo dos chicas o dos chicos de la mano y me parece lo más natural del mundo. Es un signo de verdadero avance civilizatorio.

–¿Cuál es su postura respecto a la conducción oficial del PS?

–El partido socialista está manejado por una micro-oligarquía que se apoderó de un sello histórico y que lo pone al servicio de intereses absolutamente contradictorios de la naturaleza del socialismo. Es aberrante lo que hace esta dirigencia del PS que se pone al servicio de la Sociedad Rural.

–¿Cómo analiza el discurso de la presidenta en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso?

–Me gustaría remarcar algunos de los puntos que mencionó la presidenta en su brillante discurso de apertura de las sesiones ordinarias.
Las corporaciones ya no gobiernan la Argentina, es lo central junto a la extensión de la Asignación Universal por Hijo y nuevas normas que profundizan derechos. El tema de la tierra es el gran tema de la Argentina.
Alfredo Palacios, nuestro líder popular, fue el primero que luchó contra la extranjerización de tierras en la Argentina. Decía: “Este país no va a avanzar mientras la tierra se considere una mercancía”. A lo largo de toda la vida parlamentaria del PS, presentamos varios proyectos de Reforma Agraria. El primer presidente de la Federación Agraria y el segundo fueron socialistas y hoy nos da vergüenza ver la conducción de la FA.

–¿Cuál es su perspectiva del año legislativo venidero?

–Todos sabemos que cuando hay elecciones se fragilizan los mecanismos. Es muy difícil conseguir quórum. Un gran porcentaje de los diputados y senadores son, a su vez, candidatos. Pero la principal dificultad es que no hay en el horizonte un cambio de actitud de la oposición que va a querer, solamente, hostigar al gobierno. En el órgano elaborador de las leyes, normas de la convivencia lo van a transformar en un simple ámbito de fuegos de artificio lejos de cualquier actitud constructiva. Nosotros, al contrario, vamos a ir a discutir la ley de entidades financieras, la ley de reforma del código comercial de quiebras para que los trabajadores no queden en situación desventajosa, cuando se hacen cargo de empresas vaciadas por sus dueños y vamos a trabajar por el estatuto del peón.

–Se habló sobre una supuesta pérdida de poder político y de recursos por parte del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. ¿Cuál es su opinión al respecto?

–Siendo que el jefe de Gabinete es el jefe de la administración pública nacional veo que tiene la plenitud de esas facultades.
No hay ninguna restricción. Se quiso ver, de manera mañosa, que una redistribución de roles dentro de la propia Jefatura de Gabinete implicaba una supuesta pérdida de no sé qué influencia. Es absolutamente falso.

–¿A qué precandidato respalda para liderar al kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires?

–La Ciudad de Buenos Aires fue, en estos años de desgobierno del macrismo, una especie de territorio irredento de la Argentina.
Ahora, algo que parecía tan lejano como sacar al neoliberalismo, parece una posibilidad cercana. Los cambios en el clima social, el apoyo tan intenso a nuestra presidenta, generan posibilidades concretas para desplazar a esta derecha inepta.
Los socialistas nos sentimos cómodos y cercanos a los tres candidatos. Somos muy respetuosos del itinerario y de la calidad académica de Daniel Filmus. Nos sentimos muy cerca de Carlos Tomada, uno de los principales interlocutores entre el socialismo y el kirchnerismo. Y sentimos mucha admiración por la calidad técnica y las iniciativas que llevó adelante Amado Boudou. Los tres pueden ser grandes jefes de Gobierno. Personalmente, tengo una predilección por Boudou, pese a que alguno lo pueda ver contradictorio porque venimos de canteras distintas. Privilegio su enorme capacidad de trabajo y su destreza para abordar instituciones complejas. Lo vi recuperar y relanzar el ANSES y le tengo el respeto que un socialista le tiene a alguien que trajo la idea de reestatizar los fondos previsionales y terminar con la especulación financiera. Le tengo un enorme respeto por la evolución que hizo hacia posiciones progresistas y radicalizadas. Transmite una predisposición y energía especiales para transformar esta ciudad.

–¿Cuál es su postura respecto de la polémica que se originó a partir de la candidatura de Martín Sabbatella en la provincia de Buenos Aires?

–Hay que privilegiar Cristina 2011. Ese es el objetivo fundamental. Las listas de adhesión pueden contribuir a ese objetivo.
Tengo muy buena opinión del compañero Sabbatella y de todos aquellos, que preservando su identidad, apoyen a Cristina tal como hacemos los socialistas.

Historia de un desencuentro

–¿Cómo interpretar el desencuentro histórico entre el partido de Juan B. Justo y el movimiento fundado por Perón?

–Sucedió que el impacto de cierto eurocentrismo llevó a graves deformaciones conceptuales.
Para la izquierda, cuando se hablaba de nacionalismo, desde los ’30, se hacía una analogía con la situación europea.
Los socialistas, los comunistas, los anarquistas que quedaban, creían que el nacionalismo en América Latina equivalía a falangismo en España, fascismo en Italia y nazismo en Alemania.
Esa simplificación no comprendía las peculiaridades nacionales.

–Pero el peronismo ¿no fue también, la confluencia de las identidades obreras que lo precedieron?

–Por supuesto hay que leer con matices ese desencuentro entre el peronismo y la izquierda. Los socialistas decimos que los tres ministros principales de Juan Perón fueron de matriz socialista.
Los ministros del Interior, Exterior y Trabajo.




LA PATRIA CALLEJERA

Presentado por Boudou

Página 12


El ministro de Economía y precandidato kirchnerista a jefe de Gobierno porteño, Amado Boudou, presentará mañana el libro La Patria Callejera, del secretario de Relaciones Parlamentarias, el socialista Oscar González. La presentación será a las 19 en la sede argentina del Partido Socialista, ubicada en Perón 940. También participará la cantante y militante socialista Susana Rinaldi.



jueves, 17 de marzo de 2011

PRESENTACIÓN DE LIBRO

La patria callejera

Xornal de Galicia.

El autor Oscar Gonzalez en la presentación de su libro "La patria callejera", es Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete del Gobierno Nacional, dirigente del Partido Socialista Democrático, con una extensa trayectoria periodística, docente y sindical.
Además es, afiliado al PSOE e hijo de ourensanos.
La presentación es para el lunes 21 de marzo a las 19 hs. en el local del PSOE, Perón 940, en Buenos Aires, Argentina

VISITA A TANDIL

En su paso por Tandil, Oscar González ratificó su respaldo al socialismo local

Portal El Eco Digital y Radio Tandil 1, Radio Tandil 2.

E
n el marco de la interna del socialismo, el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno Nacional, Oscar González, visitó la ciudad en apoyo al dirigente local Osvaldo Maestrojuan. “Está siendo víctima de una verdadera cacería de brujas”, dijo sobre el separado líder del partido a nivel local.

En el marco de la interna partidaria, el actual secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno e integrante del Partido Socialista, Oscar González, visitó la ciudad para reunirse con representantes locales de la fuerza. En la ocasión, estuvo acompañado de Guillermo Torremare, jefe de Gabinete de esa área.
En su paso por Tandil, González ratificó su apoyo a Osvaldo Maestrojuan y a los “compañeros”, a la vez que compartió una agenda institucional que incluyó un encuentro con integrantes del Bloque PJ-Frente para la Victoria.
En diálogo con la prensa, expresó: “Vengo invitado por los compañeros socialistas de Tandil, con quienes somos militamos desde hace muchísimos años. Nosotros representamos el ala histórica y tradicional del Partido Socialista que se referencia en nuestros dirigentes tradicionales, desde Alfredo Palacios hasta Alicia Moreau de Justo, pasando por Alfredo Bravo y durante muchos años hemos mantenido contacto con los representantes de Tandil”.
En este sentido, añadió que “hoy están representados por mi compañero Osvaldo Maestrojuan, quienes están siendo objeto de una verdadera cacería de brujas, una ofensiva de un pequeño sector que se ha apoderado de la estructura partidaria y venimos a respaldar a nuestros compañeros, quienes expresan con mayor definición cuál es el lugar del socialismo en la Argentina de hoy”, explicó.
En relación a su visita, aclaró que “nos hemos tomado el tiempo para respaldar a los socialistas que están dentro de una política de alineamiento coherente de nuestra agenda partidaria como lo está desplegando el Gobierno nacional encabezado por Cristina Fernández de Kirchner”.
En cuanto a la permanencia del partido en el escenario nacional, manifestó que “como partido, tenemos 114 años dentro de la política argentina. El socialismo es indigerible por ninguna otra fuerza porque tenemos nuestros anticuerpos, ya estamos incluidos dentro del desarrollo de la política argentina”.
“El socialismo por naturaleza debe ser abierto y debatir internamente. El sector nuestro dentro del partido expresa un ámbito democrático y abierto donde uno puede expresarse. Incluso, es importante tener en cuenta los matices locales”, destacó.
En este sentido, aclaró que “no somos partidarios de la fractura sino del pleno y democrático debate del interior del PS”.
Respecto a la situación de Osvaldo Maestrojuan como titular del partido en la localidad, luego del anuncio de Carlos Nivio, secretario del espacio político a nivel provincial acerca de la destitución del dirigente local, González aclaró que “no tienen validez las expulsiones que ha tomado esta gente porque tienen además la impericia política y jurídica, y están mal hechas las notificaciones”.
Las palabras
de Maestrojuan
“Este respaldo lo teníamos desde hace mucho tiempo. Los compañeros también han sufrido el atropello de este pequeño grupo que se ha apoderado de nuestro partido, pero seguimos adelante con nuestras ideas y convicciones”.
En esta línea, confirmó que “seguimos trabajando en el PJ-Frente para la Victoria en el ámbito local con Néstor Auza, apoyando su candidatura porque creemos que no solamente tiene que ser intendente por ser el que mejor mide, sino también porque es el que mejor representa en la sociedad de Tandil el proyecto nacional empadronado por la Presidenta”.
Asimismo, Maestrojuan anticipó que seguirán trabajando por el partido, “representando a todos los socialistas de Tandil que creen que el proyecto nacional es la línea adecuada que tenemos que transitar todos los argentinos”, aseguró.

miércoles, 16 de marzo de 2011

martes, 15 de marzo de 2011

Oscar González: beneplácito por la designación de un jurista argentino en la ONU

Portales de noticias GenteBA y Criterio online.

El secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros, el socialista Oscar González, se mostró hoy "orgulloso de que el jurista argentino Fabián Salvioli haya sido designado vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas", con sede en Nueva York.

"Hijo del inolvidable dirigente socialista platense ya desaparecido Emir Salvioli, el nuevo vicepresidente de la CDH de la ONU es un calificado especialista en Derechos Humanos y nuestra Secretaría tiene el honor de contarlo como experto para la capacitación de legisladores nacionales y sus asesores en la estratégica misión de que la normativa argentina se compadezca con los linemientos establecidos en los tratados internacionales de los cuales la Argentina es parte".

La designación de Salvioli demuestra asimismo, la creciente influencia de nuestro país en los ámbitos decisionales a nivel mundial, como lo es el caso también de la participación en la conducción del G 20 y otras instancias globales", concluyó el ex diputado socialista y hoy funcionario del gobierno nacional.

domingo, 13 de marzo de 2011

Oscar González: "El frente amplio que propone CFK resuelve la crisis de representación"

Agencia de noticias Télam, diario El Patagónico y portal de noticias GenteBA.

El socialismo salió hoy a “apoyar plenamente” la convocatoria de la presidenta Cristina Fernández, a “construir un Frente Nacional, Popular y Democrático” que, según Oscar González, dirigente del socialismo y titular de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional, “refleja la nueva alianza estratégica que incluye a todas las sensibilidades políticas populares argentinas, reconoce el papel de los movimientos sociales y privilegia el rol de la juventud”.

La propuesta de la mandataria, dijo González, “comienza a resolver la crisis de representación vigente en la Argentina que en 2001 se expresó en el 'que se vayan todos' y ahora en la multitudinaria incorporación de los jóvenes a la acción política que renuevan la dinámica política más allá de las estructuras partidarias tradicionales”.

“La convergencia entre los sectores de cuño nacional y popular y aquellos que provienen de la izquierda, demostrada ayer en la masiva demostración de apoyo a la Presidenta en Huracán, así como la presencia relevante de miles de jóvenes que recién acceden a la militancia, sustentan el objetivo que sintetizó Cristina al llamar a coincidir en un frente amplio, más allá de diferencias secundarias”, dijo González.

jueves, 10 de marzo de 2011

Una tradición invariable

Tiempo Argentino

Oscar González
Secretario de Relaciones Parlamentarias y dirigente socialista.

No parece inaudito ni extraño que se mencione la posibilidad de que algún integrante de una vertiente política no peronista acompañe la candidatura, aún no proclamada formalmente, de Cristina Fernández. La propia historia del peronismo explica esa posibilidad.
Ya en 1946, el apoyo a Juan Perón se expresó en dos propuestas distintas: los sindicalistas agrupados en el Parti do Laborista y los radicales de la Junta Renovadora, sector que aportó al dirigente correntino Hortensio Quijano para completar la fórmula.
Esa convergencia de sensibilidades políticas distintas se manifestó en el gabinete inicial de Perón, al punto de que varios de sus ministros procedían del Partido Socialista, como el canciller Juan Atilio Bramuglia y el titular de Interior, Angel Borlenghi.
La historia de coaliciones políticas inspiradas por el peronismo se repitió más tarde en formulaciones múltiples como La Hora del Pueblo, el Frejuli y otras alianzas.
En la campaña de 2007, Cristina Fernández manifestó su clara convicción pluralista. Si la Concertación Plural no pudo desplegarse en todas sus posibilidades por la deserción de algunos, esa circunstancia no invalida la necesaria articulación de las diversas tradiciones políticas populares (peronismo, radicalismo, socialismo). No es descabellado entonces pensar que esa convergencia pueda expresarse en un binomio.
Al fin, las movilizaciones de 2010, desde las enormes manifestaciones de fervor patriótico por el Bicentenario hasta las multitudinarias demostraciones de pesar por Néstor Kirchner, fueron signos evidentes de un respaldo vasto, heterogéneo y diverso que trasciende una única identidad política.



miércoles, 9 de marzo de 2011

Oscar González: "Los socialistas con Cristina en Huracan"

Agencias de Noticias Télam, DyN y ANSALatina. Portales de noticias Criterio online, La Calle online (Concepción del Uruguay), Columnas de Saladillo y Cónclave Político. Diario El Cronista Comercial.

El dirigente socialista Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional, anunció hoy la participación de "la militancia socialista que respalda la candidatura presidencial de Cristina Fernandez de Kirchner" en el acto que tendrá lugar mañana en el estadio de Huracán.

"No nos limitamos a acompañar a la Presidenta, somos parte integrante de una conjunción política plural que va a continuar la acción del gobierno profundizando el programa de cambios iniciado en 2003 por Néstor Kirchner y continuado después por Cristina" señaló González.

El funcionario nacional informó que los socialistas se concentrarán a las 17 en el cruce de las avenidas Caseros y Jujuy.

martes, 1 de marzo de 2011

La presidenta inaugura el período de sesiones ordinarias del Congreso

Felipe Yapur / Tiempo Argentino

En el Congreso está todo listo para la Asamblea Legislativa, donde la presidenta Cristina Fernández leerá, por primera vez, su discurso de inauguración del período ordinario de sesiones del parlamento. Se prevé que haga un pormenorizado repaso de cada una de las áreas de gobierno y de los avances de su gestión. Uno de los ejes será la política de seguridad del gobierno y –según fuentes de la Casa Rosada– podría incluir el anuncio del traspaso al Ministerio del Interior de la confección de los pasaportes y las cédulas de identidad, hoy en manos de la Policía Federal.
Mientras tanto, ayer el Senado ratificó en una veloz sesión a sus autoridades, dejando para más adelante los temas de fondo de la tarea parlamentaria.
La organización de la apertura de las sesiones ordinarias corre por cuenta de la presidencia del Senado, a cargo de Julio César Cleto Cobos. El actual vicepresidente que con este acto comienza a recorrer las últimas etapas en la conducción de la Cámara Alta, será uno de los que tendrá que recibir a la presidenta cuando llegue, cerca de las 11:45, al Congreso.
También recibirá a Cristina una comisión de senadores y diputados elegidos para la ocasión. Poco después comenzará el discurso que, según informó la web presidencial, será leído por la mandataria que romperá con su costumbre de hacerlo de memoria.
La otra característica que tendrá esta Asamblea Legislativa es que en las bancas estarán sentados buena parte de los precandidatos presidenciales, e incluso algunos aspirantes a gobernar provincias. Así, por la UCR podrá verse al diputado Ricardo Alfonsín y al senador Ernesto Sanz. En el sector de Proyecto Sur estará el diputado Fernando Solanas y el Peronismo Federal mostrará al precandidato presidencial Felipe Solá. Entre los aspirantes a gobernador estarán los diputados Francisco de Narváez (PJ Federal) y Margarita Stolbizer del GEN. La única de las precandidatas que estará ausente es la ex radical y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.
Mientras en el recinto de Diputados se realizaban los preparativos de último momento, en la Cámara Alta los senadores ratificaron sus autoridades. En una sesión que duró apenas siete minutos, José Pampuro (FPV) fue confirmado como presidente provisional.
En tanto que el radical Juan Carlos Marino continuará siendo vicepresidente de la Cámara Alta. Los peronistas federales, Juan Carlos Romero y Roberto Basualdo fueron reelectos como vicepresidente primero y segundo, respectivamente.
La escasa duración de la sesión preparatoria se debió a un acuerdo alcanzado entre los bloques, dejando los temas complicados para una sesión prevista para el 16 de marzo. Ese día el oficialista Frente para la Victoria buscará modificar la constitución de tres comisiones estratégicas como son Asuntos Constitucionales, Acuerdos y Presupuesto y Hacienda. A principios de 2010 y cuando el Grupo A todavía existía, la oposición modificó la composición de estas comisiones sin respetar la proporcionalidad y dejó al FPV con la presidencia pero en franca minoría. Ahora, el jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto presentó un escrito de cuatro carillas en el que le solicita a Cobos que se reorganicen esas comisiones por entender que se produjo “una modificación en la representación política del plenario”. No lo dice Pichetto en su nota pero se refiere a que las senadoras Roxana Latorre (PJ Santa Fe) y la rionegrina María José Bongiorno (Frente Grande), han retornado –aunque manteniendo su independencia– a las huestes oficialistas.
No le resultará fácil al oficialismo alcanzar este objetivo. Por caso, el jefe del bloque radical, Gerardo Morales, buscó una figura algo exagerada para rechazar el pedido oficialista: “Salvo que hagan un golpe de Estado, no se pueden revisar las comisiones.”

Por un debate más racional y fructífero


Oscar González. Secretario de Relaciones Parlamentarias.

Este nuevo período de sesiones sucede a un año legislativo escuálido, pero lleno de intentos opositores por obstruir la acción del gobierno, que comenzó con la apropiación ilegal de la mayoría de las comisiones y culminó en la dispersión del conglomerado opositor y el fracaso abrumador de casi todas sus iniciativas. La oposición no pudo aprovechar su predominio numérico para hacer del Parla- mento el escenario de una ruidosa derrota oficial y el poder de fuego de los medios monopólicos no pudo quebrar la dinámica desplegada por el Ejecutivo que, pese a la exasperación opositora, durante los tres períodos parlamentarios inaugurados por la presidenta obtuvo triunfos decisivos: recuperación de la aerolínea de bandera, movilidad jubilatoria, recuperación del sistema público previsional, Ley de Medios, matrimonio igualitario y Salud Mental.
Para el gobierno, el Congreso debe asumir su rol para debatir y confrontar ideas, consensuar y perfeccionar proyectos. Sin embargo, la oposición ya anunció su intención de utilizar el recinto con propósitos estentóreos como la insensata propuesta del 82% móvil. Desde el Ejecutivo y los bloques afines se seguirán impulsando reformas progresistas: nuevo régimen de trabajo agrario, interés público de la producción de papel de diario, cambio de la Ley de Quiebras para favorecer a las empresas recuperadas, reforma de la Ley de Entidades Financieras, participación obrera en las utilidades, entre otras. Aunque lo electoral complique quórum y dilate dictámenes, ojalá haya debates más fructíferos y que la oposición actúe con racionalidad y se olvide de la táctica del puro estrépito.




HOMENAJE A NÉSTOR KIRCHNER

Jorge Rivas, entrevistado por Ernesto Tenembaum

ELLOS TIENEN UN PLAN, ¡Y QUÉ PLAN!

La Marcha de la Oposición - Ignacio Copani

TN - Asunción de Jorge Rivas como diputado

AMÉRICA 24 - Rivas jura como diputado

C5N - Rivas jura como diputado

TELENOCHE - Informe sobre la recuperción de Jorge Rivas

Jorge Rivas - Documental sobre su rehabilitación - Gentileza de HadaSoft

OSCAR GONZÁLEZ EN LA CUMBRE DE LÍDERES PROGRESISTAS JUNTO A CFK- Canal 7

OSCAR GONZÁLEZ OPINA SOBRE LA CRISIS ECONÓMICA INTERNACIONAL - Telesur 12/08

EL SOCIALISTA OSCAR GONZÁLEZ OPINA SOBRE LA REESTATIZACIÓN DE LAS JUBILACIONES

Canal 13 - Gustavo Silvestre califica de "vergüenza" el intervencionismo de Giustiniani